¿Qué tan seguras son las apps para ligar?

Catfishing, trolls, extorsión por nudes… estos parecen ser todos los peligros que presentan las apps de citas. Pero no lo son. ¿No te preguntas por qué muchas son gratis? No son gratis, pagas con la nueva moneda de Internet: tus datos. Los problemas de suplantación de identidad o extorsión los conocemos todos, ya que no paran de informarnos y concienciarnos, pero, ¿los conoces todos? 

En este artículo comentaremos los mayores problemas que suponen estas apps de ligar o, mejor dicho, de engañar.

¿Escoges en Internet a tus posibles parejas libremente?

Imagina que estás en el patio de la escuela, intercambiando cromos: te ofrecen muchos que aún no tienes sin nada a cambio, solo respondiendo preguntas sencillas sobre ti. Aceptarías, ¿verdad? Te sentirías con poder de elegir, aumentando tu ego cuando los demás también escogiesen tu cromo.

En esto consisten los mecanismos de las apps para conocer a otras personas.

En la primera parte hay una aparente libre elección donde se esconden algoritmos que hacen que esto no sea posible. Estas apps de citas ya saben tus gustos e incluso van más allá.

En algunos casos recomiendan personas con las que no durarás más de dos quedadas, para que así vuelvas y continúes mucho tiempo en la aplicación.

En otros casos, como hemos descubierto gracias al programa ‘Les dones i els dies’, el algoritmo de estas aplicaciones define las relaciones desde el primer momento siguiendo las pautas y estereotipos machistas y clasistas.

El ejemplo que encontramos en el programa es recomendar a hombres con un capital alto mujeres con uno más bajo o mujeres con un alto nivel de estudios con hombres con un nivel de estudios inferior.

No les interesa que coincidan personas del mismo nivel en ningún sentido.

Tinder, Grindr, Wapa… todas estas aplicaciones para ligar tienen la misma protagonista: la dopamina. Este estímulo en estas apps es muy pasajero, solo dura los primeros minutos. Es por esto que se busca este efecto constantemente, de ahí que sigamos buscando perfiles y sigamos en apps de ligar.

Ligar a cambio de tus datos.

Este tipo de aplicaciones te conocen mejor que tú a ti mismo, almacenan tanto información pública como información privada de tus conversaciones. 

Pueden conllevar un gran peligro, debido a que consisten en conocer gente puedes estar dando miles de datos personales e íntimos que en otro contexto no darías.

El problema no acaba ahí. Tal y como dice Joana Moll en ‘Les dones i els dies’, todos los datos que recogen sobre nosotros estas aplicaciones pueden pasar de una plataforma a otra, las aplicaciones actúan como si fuesen un patio de vecinos contándose cotilleos y van pasándose nuestra información.

Nada de lo que puedas decir en estas apps es privado, en el momento en el que has dado cualquier información ya no eres dueño de ella y aunque parezcan apps gratuitas no lo son, pagas con datos.

Primer paso para descargar la información en tinder.
Pasos para descargar tu información en Tinder.

Arón Piper, ¿eres tú?

Pero, la privacidad de las aplicaciones no es lo único peligroso, son muy comunes los usuarios que se dedican al trolling (molestar por la red) o al catfishing (falsa identidad).

Espera, ¿te ha dado match Ester Expósito o Arón Piper? Sentimos informarte de que estás ante un catfisher.

Si tu match no te suena, no bajes la guardia, puede que se haya editado el rostro con una aplicación como FaceApp, que te permite cambiar incluso tu género.

Los vídeos tampoco son una prueba fiable. Ahora hay las DeepFake, una técnica donde el rostro de una persona es perfectamente sustituido por el de otra, aquí te dejamos un ejemplo.

Hay trolls que actúan por ganar cuatro likes, pero otros quieren conseguir datos tuyos, como tu dirección o tus nudes para acosarte. Si alguien está haciendo catfishing, suplantando a alguien, incluso a ti, denúncialo a la policía.

No es imposible descubrirlos: no tienen fotos donde dicen vivir o su Instagram tiene seguidores comprados.

Sigue siendo una aplicación para encontrar el amor

Aún así, sabemos que eres una persona romántica y seguirás usando estas apps para encontrar a tu alma gemela. Por esto insistimos.

Son muchos más los peligros en estas apps de los que creías. Incluso los que ya conocías son a veces invisibles para los usuarios y por eso es importante informarse de sus políticas antes de utilizarlas e ir siempre con los ojos abiertos al hablar con desconocidos ya que los peligros online son infinitos.