Con el objetivo de hacer a la sociedad más saludable, la aplicación Sweatcoin convierte nuestros pasos en dinero tan solo utilizando nuestro móvil.


“It pays to walk”. Es el eslogan de Sweatcoin, que se traduce directamente como “Vale la pena caminar”. Y es que la empresa SweatCo LTD , creadora de la aplicación, ofrece la posibilidad de que realmente lo valga, ya que cambia cada paso por monedas que se pueden utilizar para diferentes finalidades.

Pero ¿es rentable utilizar la app? Trataremos de analizarla para descubrir si realmente “vale la pena caminar”.

¿Cómo es Sweatcoin?

La aplicación necesita una serie de datos personales para acceder a su uso. Pedirá un número de teléfono al que se le enviará una verificación de identidad y un correo electrónico que, según su política de privacidad, puede ser una vía para mandar ofertas y promociones. Una vez registrados, recibiremos 0.95 SWC como regalo de bienvenida.

Por otro lado, la app nos solicitará permiso para acceder a nuestra ubicación, por lo tanto, debemos tener activado el GPS todo el tiempo, ya que Sweatcoin registra constantemente nuestros pasos, gracias a unos sensores incorporados en el smartphone.

Por otra parte, la interfaz de la aplicación es muy fácil de utilizar:

¿Cómo puedo canjear mis Sweatcoins?

Mano sosteniendo un móvil con la aplicación Sweatcoin
34000 pasos en la aplicación Sweatcoin

Un Sweatcoin no es realmente una criptomoneda como, por ejemplo, las Bitcoins, sino que se trata de una especie de “puntos virtuales” que se acumulan y nos permiten cobrar nuestro dinero de tres formas distintas:

  • Por cada 1050 pasos podemos obtener 1 SWC. Esto nos permite cambiar estas “monedas” por premios o recompensas que van variando según su disponibilidad, como pueden ser relojes deportivos, créditos de Amazon, libros electrónicos, etc.
  • Además, ofrece la oportunidad de donar las monedas acumuladas a diversos proyectos crowdfunding que van variando cada día. Algunos de ellos son: For the Love of Primates, Village by Village y the Turtle fundation.
  • Por otro lado, también podemos recurrir a la plataforma PayPal para obtener dinero en efectivo.

¿Pero cuál es su valor real?

El valor de la moneda virtual varía según las asociaciones que ha realizado la empresa. Algunos de sus afiliados principales son marcas que se preocupan por la salud o aseguradoras que aprovechan la situación para ofrecer su servicio.

Por este motivo, la única forma de valorar un Sweatcoin es mirando lo que puedes comprar en los Offer Marketplace. Por ejemplo, si puedes intercambiar 100 Sweatcoins por un artículo que vale 10 dólares, el valor de la moneda pasará a ser 0.10 dólares.

La privacidad de los usuarios

Como se ha mencionado anteriormente, la aplicación recopila una gran cantidad de datos sobre nosotros, así nos lo muestra en sus políticas de privacidad. Por ello, Sweatcoin no es una aplicación totalmente “gratuita”.

Diseño donde aparecen iconos sobre la privacidad en Sweatcoin
Sweatcoin requiere varios datos para funcionar

Desde el momento que la instalamos, comienza a recopilar datos, ya que nos pide un correo electrónico, nombre, nuestro número de teléfono e incluso información sobre el método de pago.

Además, solicita nuestro consentimiento para poder acceder a nuestra agenda de contactos. De este modo, puede monitorizar nuestro círculo social y determinar quién utiliza la aplicación.

Como se indicó con anterioridad, el GPS debe estar siempre activado, ya que sin este, el algoritmo no puede funcionar. Sin embargo, la propia empresa nos promete que nuestros datos sobre geolocalización no pasan a terceros.

No obstante, a pesar de que esta no comparta nuestra localización, sí que trabaja con diversas empresas y Facebook es una de ellas. Sweatcoin, a través de esta red social, puede acceder a cierta información asociada con nuestra cuenta, como nuestra lista de amigos o identificar qué contactos son los que tienen la aplicación.

Entonces, ¿vale la pena utilizar Sweatcoin?

Captura de pantalla de los bonus diarios de Sweatcoin
Bonus diario por ver publicidad en la aplicación

Enumeremos algunas de sus ventajas y desventajas:

VENTAJAS:

  • Incita a los usuarios a que salgan a la calle y hagan ejercicio y, así, cambiar sus hábitos de vida.
  • Cuando se acumula una cantidad concreta de monedas, podemos decidir donarlas, intercambiarlas por premios o por dinero en efectivo.
  • Puedes obtener cada día un bonus por ver publicidad. El primer día ganas 1 SWC, el segundo 2 y el tercero 4.

DESVENTAJAS:

  • La aplicación solo reconoce los pasos, por lo tanto, si haces natación o vas en bicicleta, no cuenta.
  • Hay cierta imprecisión a la hora de contabilizar pasos, hecho que no sucede con otras aplicaciones de salud.
  • La aplicación no se puede sincronizar con un reloj deportivo o pulsera de actividad, lo que significa que siempre se tiene que hacer uso del móvil.

Sabiendo esto, será el criterio del usuario quien decida finalmente si darle una oportunidad a Sweatcoin y de si realmente “vale la pena caminar”.