Facebook Twitter RSS
formats
Published on noviembre 10, 2012, by in Uncategorized.

Los lugares para comer algo y que cumplan las tres B (bueno, bonito y barato) brillan por su ausencia en la parte baja de la Diagonal. Con el objetivo de suplir este hueco nació Frank-burg, un pequeño restaurante que, como su nombre indica, sirve hamburguesas y salchichas. Frank-burg es una opción fácil, rápida y económica si estáis por la zona. Ellos mismos se llaman “artesanos del bocadillo”, ¡así que malos no deben ser!

Lo curioso es que no os servirán la comida en platos ni con grandilocuencias sino en un simple papel para envolver comida. Aun con eso no os va a defraudar, pues lo que importa es la comida y no la presentación. El servicio es rápido y simpático y todo está siempre limpio.

Se encuentra en el cruce de Aragó con Padilla en el Eixample (Sagrada Família) y justo enmedio de L2 Monumental, L2 y L5 Sagrada Família, L2 Encants y L1 Glòries. Es curioso que alguien haya decidido abrir un local así en una esquina tan inhóspita con la calle Aragó como autopista a tan sólo unos metros, ¡pero siempre hay gente! No hay mesas sino unas cuantas barras con taburetes, por eso os recomendamos ir a coger un buen sitio los fines de semana o las noches de fútbol.

Tienen web propia, en la que podéis consultar su carta. Como veréis nada excede los 5€ y, además, ofrecen un menú de mediodía por 4,90€ que incluye bocadillo de la casa, bebida y patatas.


Mostra un mapa més gran

Si quieres más...