vietnam uab

La Guerra de Vietnam en la UAB

What the hell do you know about surfing, Major? You’re from goddamned New Jersey!

Lieutenant Colonel Bill Kilgore – Apocalypse Now

Esta es la entrada nº2 del relato «The Legend of Scarlet Scar«

Año 2019. La Universidad Autónoma de Barcelona es el campo de batalla entre los Charlies y el Ejército de los Estados Unidos de América. Estamos en plena Guerra de Vietnam.

Campus de la UAB en la actualidad
Imagen de Welcome to all and thank you for your visit ! ツ en Pixabay

06:00 AM.

Un helicoptero militar UH-1 Iroquois te introduce en las tierras universitarias. Allí te encuentras con el Coronel Johnson, un hombre que lleva 5 años sin ver a su familia y que su única motivación es rociar con Napalm el campus y así con un poco de suerte acaba con su propia vida.

El Coronel te da la bienvenida y te advierte de los peligros de andar por esas tierras hostiles. Se siente conmocionado por el hecho de que un joven como tú haya sido tan valiente de adentrarse en el mismísimo infierno.

Memorial de tres estudiantes que intentaron hacer clase un día de guerra
Imagen de Momentmal en Pixabay

Ahora es tu momento de demostrar tu valía como soldado. Debes llevar a cabo la misión que el Coronel te ha encomendado. Debes conseguir entrar a tu facultad evadiendo a los Charlies que la custodian.

Los Charlies están por todos lados, por los árboles, en las azoteas de los edificios, en los contenedores, en los bares, están en todos los sitios posibles, menos en aquellos en los que podrían estar haciendo algo útil. Una buena dosis de Napalm democrático les quitaría toda la tontería, pero el próximo cargamento no llega hasta las 10:00 AM, el cual será depositado por un helicóptero en la azotea de tu Facultad.

Debes darte prisa. Dispones de 4 horas. Ahora empieza la diversión. Mientras de fondo suena Sympathy for the Devil de The Rolling Stones, empiezas a avanzar cuidadosamente por el denso campus, siempre con cautela por si te hacen una emboscada. Llegas a un punto fatídico. Soldados estadounidenses quieren entrar a una facultad, pero los Charlies les impiden el paso con la excusa de que es su derecho. Según ellos, tienen plena libertad para estar manifestándose.

Aquí empiezas a dudar sobre sus argumentos de «copia y pega» de otros. Piensas que tú también tienes la libertad de decidir si quieres entrar o no, pues ¿por qué deberían ellos decidir por ti? ¿A caso no estamos en un país libre y democrático? ¿A caso cambia algo que tú estés físicamente dentro o fuera de ese edificio? ¿Se producirá algún suceso catastrófico en otro lado del mundo, como si fuera un efecto mariposa?

Demasiadas preguntas y pocas respuestas. El tiempo apremia, son las 08:30 AM, así que decides seguir adelante y dejar atrás esa facultad. De repente, unos Charlies te asaltan y de hacen unas preguntas. Te dicen que ellos han votado para haya una guerra y que, por ese motivo, todo el mundo debería hacerla. Les importa un carajo tu derecho de decisión individual. Quieren que te unas a ellos. Para convencerte te ofrecen el kit definitivo del revolucionario que incluye lo siguiente:

  • Un Iphone 11 con una cuenta de Twitter incluida para denunciar injusticias cómodamente desde el chaise longue de tu casa.
  • Argumentos Adjetivos para defenderte en caso de que alguien intente rebatir alguna idea: facha, fascista, feixista…
  • Exigir que no hayan consecuencias en caso de que te apuntes a la guerra, porque sino no sería justo.
  • Si alguien no piensa como tú, automáticamente es una mala persona.
  • Una larga lista de chistes blancos inofensivos para contrarrestar el fascismo de los que defienden el humor negro y que se escudan en la libertad de expresión.
  • Abogar por la libertad de expresión.

Es una oferta muy tentadora, pues te ofrece la oportunidad de ser un Charlie, un ser de luz. Aun así, te mantienes firme en tus ideales y tu lógica interna y decides rechazarlo.

Son las 09:50 AM. Finalmente llegas a tu facultad. La entrada está bloqueada por un grupo de Charlies muy amables que se ofrecen a dialogar contigo para intentar convencerte de que no entres. Rechazas la invitación. Has de entrar ahí dentro, ¡maldita sea!

Son las 09:58 AM. Decides recurrir a tu arma secreta. Contar un chiste de humor negro. En ese momento, y debido a su gran espíritu revolucionario, todos se ponen a tuitear en sus cuentas de 50 seguidores para denunciar el grave crimen que acabas de cometer. Es tu momento. Están despistados y decides abrirte paso.

Llegas a la azotea. El helicóptero trae el Napalm Democrático. Es tu momento de gloria, seguramente te condecoren cuando regreses a Nueva Yersey e incluso el alcalde te dé la llave de la ciudad. Justo en momento en el que estás a punto de recoger el cargamento, un Charlie aparece y te dispara de forma democrática y pacifista.

Tu facultad en llamas mientras huyes tranquilamente de allí
Imagen de WikiImages en Pixabay

Por suerte no te ha matado, la biblia que llevabas debajo del uniforme ha parado la bala. En ese momento, coges un lanzallamas cargado con Napalm de combustible y le prendes fuego (también de forma democrática). Desgraciadamente, el napalm ha prendido fuego a la facultad y tienes que huir rápidamente de ese fatídico escenario.

La misión ha sido realizada con éxito. Llevas el napalm a la posición donde se encuentra el Coronel Johnson y éste te da la enhorabuena, aunque te advierte que esto aún no ha acabado. De hecho, es solo el principio…

CONTINUARÁ EN LA ENTRADA «THE WOKE INTELLECTUAL WATCHMEN»

SÍGUENOS EN TWITTER

2 thoughts on “La Guerra de Vietnam en la UAB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *